Cada día es un regalo

dimecres, 6 de juliol de 2011

Era, pasado del verbo ser.

Lo peor de todo, fue descubrir que podías vivir sin mí. Yo pensaba ¿sabes? cada vez que repetías eso de “yo no puedo vivir sin ti”, pensaba que lo decías en serio, que de verdad no podías vivir sin mí, que de verdad se te derrumbaría el mundo si me perdieses, como me pasó a mí, que de verdad no podrías comer, ni dormir, ni trabajar, ni subir a un vagón de tren...


.exactamente era ésto.

3 comentaris:

  1. Cuando se dice eso de "no podría vivir si ti", no se está mintiendo, se siente de verdad, porque a la persona que se lo decimos la queremos con locura y no podemos imaginar la vida sin ella. Pero por desgracia a veces el amor termina y esa persona que antes nos era imprescindible, deja de tener interés para nosotros. Lo terrible es que casi nunca el amor se acaba para los dos a la misma vez. Y el que sigue amando se queda con un montón de preguntas sin respuestas y con el corazón roto.

    Cuesta mucho pegar todos los trocitos, pero créeme que se consigue.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  2. La última frase me ha marcado! Gracias Gloria.

    Leí este texto en el blog cuyo enlace he puesto al lado (ya se sabe que esto de robar textos haciendolos pasar por tuyos no es nada bonito...) Y recordé lo que sentí en cierto momento y ni yo misma puedo describirlo mejor, por eso decidí colgarlo... Gracias a Dios ya no estoy taaaaaan rematadamente desquiciada, sé que se supera, y seguro que lo haré tarde o temprano!

    Muchas gracias guapa!

    ResponElimina
  3. querida amiga
    una vez mas me identifico profundamente con tus palabras.
    besos

    ResponElimina