Cada día es un regalo

divendres, 3 de desembre de 2010

Ya no...

Dolor, el dolor punzante que sientes cuando profanan tus canciones favoritas, y con ellas, sus historias, tus historias.

Aquellas letras que jamás volveran a ser para tí, aquella canción que jamás te volverá a dedicar, aquella letra, y la historia que contaba, que ahora solo es un recuerdo que duele. Aquella canción que puede que ahora le dediques a otra, nuestra canción, que ya es solo tuya... y aquél verso "How wonderful life is, now you’re in the world…"
...que ya no causa más que nostalgia.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada